COSTA NOTICIAS

El momento esperado ha llegado. Por: Coronel (RA) Hugo Bahamón Dussán

Colombia atraviesa el peor momento de su historia.

Un gobierno que llegó al poder a través del fraude y que ha incumplido todas las promesas que lo llevaron al poder.

Unos partidos políticos que han perdido toda credibilidad ante sus electores, pues al pactar con el nuevo gobierno a cambio de mermelada, los han traicionado.

Unos criminales que, como resultado de sus aportes al gobierno para el fraude, ahora son absolutamente intocables y se pasean por campos y ciudades aterrorizando a la población civil.

Finalmente, una sociedad civil conformada por gente trabajadora y honesta en su inmensa mayoría, impotente y triste, que ha perdido la esperanza y ve como inexorablemente la patria se desliza hacia el abismo.

Sin embargo, queridos compatriotas, hay una solución.

La única posible.

Conformar un nuevo partido político en el que quepamos todos los que queremos a Colombia y añoramos un mejor futuro para nuestros hijos.

Un nuevo partido que nos permita elegir a los mejores, los más honestos, los más capaces y los más comprometidos para reemplazar a toda esta “caterva de descastados” de izquierda, centro y derecha, ineptos, corruptos e indolentes  que nos han mantenido entretenidos matándonos mientras ellos se roban el presupuesto que si no se lo robaran, jamás hubiéramos tenido motivos para matarnos entre nosotros.

El momento ha llegado y no creo que esta oportunidad se vuelva a repetir jamás.

Las estrellas al fin se han alineado, Dios bondadoso ha vuelto sus ojos a Colombia y quiere darle una segunda oportunidad sobre la tierra.

En nuestras manos está si la aprovechamos o la dejamos pasar.

Lo único seguro, si optamos por lo segundo, es que no habrá epítetos suficientes en los labios de nuestras generaciones venideras para reprocharnos nuestra cobardía, al frente de nuestras tumbas.

Para su gentil reflexión.

Comparte esta entrada:

Una respuesta

  1. Siempre ha habido corrupción, y eso fue lo que llevó a estos ineptos al poder, con el engaño del cambio. Pero cambio es una palabra ambigua. Y en realidad se está aplicando el cambio, con marcha en reversa y en descenso. Hay que salvar a Colombia con gente moralmente apta para el gobierno y con capacidades gerenciales, no con desquiciados mentales como el actual presidente y vicepresidenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore