COSTA NOTICIAS

Cuántas Mata Hari, hombros y machas, tendrá Petro en el gobierno? Por: Senén González Vélez

Los hombres y mujeres, nacen buenos, y la sociedad los corrompe, decía Rousseau.  Algunas mujeres, cuando por razones del destino, o golpe de suerte, llegan a las más altas dignidades laborales, corren el riesgo cuando son primerizas, que se les vaya el poder a la cabeza, para convertirse en potenciales tiranos, arrogantes, manipuladoras, timadoras, indolentes, que influyen muchísimo en sus esposos o vice versa. -No sé cómo va Verónica ahí- Otras, el poder las convierte en una especie de reinas de Saba, que, dicho sea de paso, es la única que es citada en la Biblia, pero no por santa, ni por puta, sino por ser poderosamente sabia, capaz de poner a prueba la sabiduría del rey Salomón, con todos los acertijos jamás inimaginables.

En el gabinete de Petro, no hay una sola que sea capaz de ponerle un rompe cabezas para que lo arme o lo descifre el genio de Petro, porque entre otras vainas, su gabinete son una cuerda de babeles en acción, a excepción del ministro Ocampo que es cuerdo y sensato, hasta ahora- La estupidez se pega…

Pues bien, la Reina de Saba le puso una adivinanza a Salomón, de esas que odia Petro, que, si en aquella época, Gustavo hubiese sido una especie de salito, como diminutivo de Salomón, la rabia de este, le hubiera ocasionado un ochope, que es tres veces más fuerte que el síncope, por el ataque de ira tan espantoso que hubiera mandado a matar a la reina.  Y… si estaba bajo los efectos del mekonion, ¿qué más vainas no hubiera hecho?

La reina Saba le dice a Salomón en tono alcoba: amor mío, ¿podrías adivinar esto?: viene de la tierra, se alimenta de la tierra, fluye como agua, pero derrama luz. ¿Qué es? Salomón le respondió: Petróleo. Sí la reina hubiera sido Irene, se le hubiera ocurrido preguntar otra cosa, como esta, por ejemplo: viene de la tierra, se alimenta con el agua, y el verde de sus hojas, se convierte en polvo blanco. Petro de un solo soplo diría: Nojoda Irene, eso es Coca, la que reemplazará el petróleo. Entonces Petro con esa risa entre rabiosa y cínica le dice: a ver mi Reina Irene, déjame medir tu sabiduría: Viene de la tierra, con ella se genera fuego, traspasa las fronteras y huele a pedo, ¿qué es? –  Ella con su pícara sonrisa y nariz de pico de garza le dice: Salvatore Ferragamo.

El presidente Petro no gusta del rey Salomón, lo odia hasta en las escrituras, por lo del petróleo del ateísmo. De ese mineral, ni hablar, porque ese es el que quiere acabar, para dejarnos en la oscuridad. -Y… la Reina de Saba al comprobar la sabiduría del Rey, le regalo 120 talentos, que representan la unidad de peso utilizada por los griegos, para medir el oro. También gran cantidad de aromas Ferragamo y piedras preciosas y unas abarcas en cuero de chivo de ciénaga de oro, de marca también Ferragamo para el rey. Reyes 10:10.

Pero Petro, para darle un premio de consolación a Irene, se la llevo para Davos, Suiza. La Corcho se quedó en Colombia para taparle la diarrea al Defensa y al Justiciero, sí porque la Tuna tiene su corcho especial.  Allá llegó Irene, no solo a meter las patas, sino la nariz. La desgracia de Petro es que no tiene una ministra que se parezca a la reina de Saba, ni en sabiduría, ni en virtud, lo otro no sabemos.

La vice presidenta si, esa si es lumbrera, es Saba, como la marca intima que evita pasar malos ratos, sobre todo cuando se les aparece de sorpresa el partido Liiberal que se les quiere salir de la trinchera y el saba, se lo impide.

La ministra de minas IRENE, no de Tesalónica, no es mala, solo es torpe e imprudente. Dicen que su alegría al sentirse importante en esa reunión mundial, lo único que se le ocurrió hacer, cuando llego a Davos, fue poner el celular en modo avión, para lanzarlo por los aires desde el piso en que estaban, para que lleve el mensaje de la estupidez a Colombia y al mundo. Las fotos llegaron por otro conducto, pero la muchacha mientras todos estaban concentrados, en el tema estrambótico de Petro, explicado en tres idiomas, que el habla mejor que Duque: inglés, alemán, francés, ella, estaba pendiente de salir en la foto. Una que otra vez, decía una barbaridad, pero en mandarín. Nadie le entendía un carajo.

Toronto Canadá

senengonzalezvelez@hotmail.com

Comparte esta entrada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore